20090106

5 Películas Románticas.

Sí, me gustan las películas cursis. Lo acepto. Es más, lloré viendo Garden State (pero solo porque vi llorar a Natalie Portman). El caso es que, aunque las películas cursis son bonitas y me divierto viendo una y otra vez "La boda de mi mejor amigo" (por culpa de Kelly, claro está); uno necesita ver algo más que palabras bonitas y finales felices, uno necesita verdad. He aquí una breve lista de películas románticas bien realizadas, con alma, con arte y con un poco de cinismo en algunos casos:

1. Eternal sunshine of the spotless mind
Jamás imaginé que ver un beso en una axila me resultara romántico, pero tampoco pensé que una película con Jim Carey fuera tan buena. "Eternal sunshine of the spotless mind" es de las mejores historias de amor que he visto en mi vida. Michel Gondry es un genio o algún cuarentón que aún es vírgen, porque solo alguien torturado sentimentalmente puede lograr narrar algo de una forma tan... bonita. La historia aborda un reencuentro dentro de la mente de los protagonistas, las imágenes de lo bueno que han vivido y lo malo que ha sucedido para que los dos tomaran las decisión que tomaron, hacen que uno se encarne con los personajes, que quiera que se unan de nuevo. Pero lo maravilloso de la cinta no es la construcción y el viaje de los héroes hacia su amor inicial, sino todo lo contrario: como el director nos hizo querer, por al menos una hora, que los dos merecen estar juntos. Sin embargo a finales de la película, Michel deshace todo; nos pone las verdaderas cartas sobre la mesa y comprendemos lo pesimista del largometraje: las relaciones se deterioran con el tiempo y nadie, repito, absoluta e irrevocablemente nadie sabe si los dos deben seguir juntos. Esa es una verdadera historia de amor, no como "Mi novia Polly". (Sí, fue un insulto gratuito, pero destesto esa película).

2. Rocket Science

Esta película es la que debería de ver todo hombre a los 13 años. Si "Eternal sunshine..." es pesimista, digamos que aún conserva un dejo de esperanza; pero "Rocket Science" es una avalancha de algo tan malo y triste como solo puede serlo el amor. Hay tantos momento memorables en esta cinta, que es imposible recordar cada uno sin que se me forme una sonrisa y es que pocas veces he visto como se dice una verdad tan desconsoladora: las mujeres son un mal. No sé si el chico que actua en el papel protagónico es en verdad tartamudo, pero si no lo es, deberían darle todos los premios que existan sobre la faz de la tierra porque me convenció. La mujer de la película es, en términos simple, lo mejor. El filme transcurre de la mejor forma posible, es divertidísimo, entretenido, abrumador, realista y emotivo. "Rocket Science", es el vivo ejemplo de que un hombre está dispuesto a lo que sea por una mujer, así como es el vivo ejemplo de que lo anterior a las mujeres les importa una mierda. Algunos dirán que no es una película "romántica" en el sentido completo; pero, al menos yo, no he visto que haya otra razón para que un adolescente ebrio tire un chelo hacia una ventana. Además, tengo que hacer especial mención del soundtrack de esta joya: está, casi en un cien porciento, realizado con música de Violent Femmes, incluyendo una versión adaptada para piano y chelo "Add it up". Si no la han visto, son hombres y han hecho cosas estúpidas por una mujer, deben descargarla ahorita mismo y verla.

3. Lát den rätte komma in

Este año he ido tres veces al cine: "Bolt", "Twilight" y "Arrancame la vida". No hay mucho que decir de la primera y la última, salvo que, en lo particular, "Bolt" me fascinó de princio a fin (los guiños a "The Truman Show" me cautivaron y hasta la canción cursi de Disney me gustó). En fin, con la segunda sí tengo serios problemas. No sé que demonios es esa película: por momentos parece que es un capítulo de "The Hills" y por ratos creí que estaba viendo "Ghost Rider", sin contar con que no puedo ver al protagonista sin pensar en Cedric. Y tengo que ser claro, porque pensé que iba a ver algo mejor, no es pésima y cualquier ente de 13 a 21 puede disfrutarla, pero eso si solo está acostumbrado al cine Hollywoodense, pues en esa película hay más clichés que letras en el Quijote. Ya sé, ya sé: no era de esta película que iba a hablar. La pequeña catarsis viene al caso, porque "Lát den rätte komma in", aborda algunos puntos similares. Sin duda, esta es la mejor película de vampiros que he visto en mi vida, la verosimilitud con la que nos muestran cada elemento es apabullante. Oskar, el niño pato de la clase, y Eli, se extraña vecina, se encargan de demostrarnos que el amor sí vale la pena y puede surgir en cualquier momento. Los dos protagonistas son jóvenes, los dos tienen un aire de psico killer que me ha dejado perturbado en estos días, hay algo en ellos dos que nos atrapa. El filme es de origen sueco y (oh, sorpresa del destino, que cosa más extraña) los estadounidenses ya están en búsqueda de un remake. No se engañen, vean esta, "Twilight" sucks. El final es lo más genial que me ha sucedido en mi vida (y eso incluye la vez que el trailer repleto de cerveza se volcó en la carretera). No solo la historia de amor vale la pena, todo, todo, todo es excelente.

4. I love Sarah Jane
Este es un corto. Por eso voy a ser corto. Está en YouTube y aunque al principio creí que se trataba de zombies, el título del filme está bien justificado; "I love Sarah Jane", nos demuestra, al igual que "Lát den rätte komma in", que el amor lo sobrepasa todo y cuando esa cosa que a veces destruye viene, nada importa, y en esta ocasión ese "nada importa" tiene la connotación más literal que se le puede adjudicar. Hablar de este, les podría arruinar la experiencia, así que mejor búsquenlo en internet, es fácil de encontrar y pongán especial atención en las actuaciones, solo así se da uno cuenta que "de verdad" se trata de una corto de amor

5. I'm a cyborg but that's OK
En lo particular, me cuesta ser objetivo con esta película, porque para mí, después de la trilogía de la venganza, todo lo que haga Chan-Wook Park está permitido y no solo eso, es exquisito. De la lista, esta es la más cursi de las tres, pero esto no quiere decir que sea la más digerible, todo lo contrario: ver como en los primeros cinco minutos una mujer se corta las venas, conecta cables en la herida y se deja ir una descarga eléctrica porque cree que es un cyborg, no es para cualquiera y a medida avanza, las cosas se ponen más divertidas (sí, soy un psicópata, me pareció divertido). El manicomio es el lugar donde menos pensé ver amor, y esta sí que se luce. Cada parte del filme es fantástico, nada sobra, nada falta. El final es una de esas cosas que harían llorar a cualquiera. Ver esta cinta cuando se está despechado es una tortura increíble, sobre todo porque los personajes atrapan y uno termina enamorándose de las situaciones que provocan los protagonistas. La banda sonora, como en todas la películas de Park, es perfecta, los momentos de descontrol son tan cursis que me hacen creer que tengo cohetes en los pies y puedo volar... Alto, eso de verdad suceder, es un spoiler. Quizás lo que más me gustó de "I'm a Cyborg but that's OK" es el contraste inmediato que hace con las clásicas películas románticas de occidente, pues desde el principio notamos que no estamos en tierras de estereotipos y, ya finalizando el filme, nos damos cuenta lo maravilloso que puede ser una buena historia de amor, si se cuenta bien aunque esta tenga que ver con dos locos. Al final, de eso se trata: el amor es una locura y los dos protagonistas al menos lo asumen, no como uno en la vida "real".

4 Kwetta:

roverto dijo...

Robocop vampiro

Raúl dijo...

La 3 y la 5, no las he visto.
Y Eternal Sunhine me da ganas de llorar.
Sin embargo, la expresión de Gondry sin tanto convencionalismo y con el permiso d elos efectos, me gusta más en The Science of Sleep. Yo nada más decía pues.
Rocket Science me gusta, de hecho me dijeron que The Dangerous lives of Altar Boys era como esa, y nada que ver.
Como no soy nadie para hablar de eso, solo puedo dejar mi sincera, pero tonta, opinión de haber llorado con un par de frases de Casablanca y As good as it gets.
Y que decir de Pride and Prejudice o Closer. Que tonto me salió este comentario. Las disculpas del caso.
Muy bueno este post.

Rodrigo Ramos dijo...

Yo me arrodillo ante ESOASM, sí da weba escribir el gran nombre.

Anónimo dijo...

¿Dónde se puede ver Lát den rätte komma in? ¿Alquilada, en línea o pirateada?

Cine escandinavo con nombre de una canción de Morrissey. Suena interesante, solo con saber eso.